Las mejores frases de mi mamá

Las mejores frases de mi mamá

Despiertas una vez que sonó el despertador y te dispones a comenzar el día, la misma rutina de siempre y recuerdas que hace algunos años no era un despertador sino una dulce y melodiosa voz que decía: “¡DESPIERTAAAA AHÍ VA LA LUZ!” (momento, suena más fuerte en mi cabeza) y sonries por dos microsegundos; te alistas para comenzar el día…

No sin antes desayunar porque “No puedes salir de casa con el estómago vacío” y recuerdas todos aquellos desayunos de campeón que hacían que comenzaras el día de cole con un dolor de panza impresionante -huevos con algo, licuado de alguna fruta con huevo y si ya se hacía tarde un plato enorme de cereal- lo que siempre me hizo pensar: si me tardo añoooos en comer el cereal, ¿Qué no era más fácil una quesadilla o un pan con algo?, a lo que ella respondería en este preciso momento “¡Pues aquí no es restaurante- sino te gusta prepáratelo tú!”, bueno bueno ya… te pones súper guapo porque sabes que al final del día la verás y la llevarás a cenar a ese sitio tan lindo que tanto le gusta…

“¡No olvides tu luuuuuunch!” (otra vez esa melodiosa voz en tu cabeza), tomas unos de los “tuppers” que por obra y magia llegaron a tu casa y que sabes que te ocasionará un problemón en cuanto note que no está en su alacena…

Por fin vas rumbo al trabajo y ves a una señora que va limpiándole las lagañas con saliva a su hijo, otra que va peinando a la niña, muchas mentando madres en pleno tráfico, una linda señora arrullando al bebé mientras está en plena vendimia de tamales, la que corre con una fila de 5 chamaquitos formados por estaturas para alcanzar el camión, que quién sabe cómo le hacen pero todas llegan a tiempo y cumplen con lo que se proponen.

Durante el día no puedes evitar pensar en todas esas frases rebuscadas que parecían ser sólo de ella pero que platicando con tus compañeros de trabajo resulta que toooodas las emplean, ¿pues dónde las aprendieron? ¿será que algún día yo llegaré a usar las mismas frases como método infalible de educación?

No falta la típica:

Y si lo encuentro yo, ¿qué te hago?

Y si fulanito se tira de un puente ¿tú también?

No me contestes..

Te estoy hablando, ¿por qué no me contestas?

¡Me vuelves a contestar así y te voy a dar un soplamocos que vas a ir a recoger tus dientes al centro!

Tu única obligación en esta vida es estudiar

Aquí no es restaurante

No fueras tú la que pide un favor porque quieres que lo haga rapidito

Ni sabes lavar tus calzones y ya quieres andar de noviecita

Eres una niña de casa, que no se te olvide

¡Cuando seas mayor de edad, harás lo que quieras!

UNAAAAAAAAAAAAAAAAAAA….. DOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS (la verdad nunca tuve el valor de averiguar qué pasaba después del 2)

Levanta tu chiquero

¡Estoy como agua para chocolate, ahorita no me hables!

Y con esos comportamientos ¿crees que los reyes te van a traer todo lo que pediste?

Lo único que quiero en esta vida es verte feliz cariño

Si no te gusta cómo hago las cosas entonces, hazlo tú

Ahorita que lleguemos a la casa vas a ver

Mira nadamás cómo te pintaste los brazos, pareces carcelero

Hay niños en África que no tienen qué comer y tú desperdiciando

No hagas bizco porque te va a dar un aire y te vas a quedar así

La que no ganas la empatas

No seas pelada

Te lo digo por tu bien

Cuando vean tu ropa arrugada no van a decir ¡Ay esa niña! sino ¡Su madre desobligada y fodonga mira cómo trae a su hija!

PONTE SWEATER

Cuando tengas tu propia casa harás lo que tu quieras

¿Y tú qué crees, que soy cajero automático?

¿Qué son esos pelos?

Con este licuado te van a brillar más lo ojitos y el cabello

Que sea la última vez…

Si no te lo comes, te lo doy en la cena, y si no en el desayuno

Quien te enseñó a fumar, ¿no te enseñó a comprar?

Porque lo digo yo…

Y bueno, así como éstas hay infinidad de frases que ELLA ha usado conmigo y mi hermana, con el único fin claro de cuidarnos y formar “personas de bien” (como dijera ella).

Al final del día tienes una sonrisa de oreja a oreja porque la ves y lo primero que hace al verte es darte un abrazo, un beso codificado con ese amor que sólo tú y ella entienden, te acomoda la ropa y el cabello, te chulea y todos esos años que han pasado parece que se quedan fuera del restaurante, porque sabes que cuando comiencen a cenar TU MADRE será siempre tu madre y te hará lavarte las manos antes de comer, sentarte derechito, no comer con las manos, acabarte todo lo que pidas, comer postre solamente si has comido bien y si es necesario regañarte por algo porque es por tu bien… para ella siempre serás su hijo pequeño y LA RESPETAS…

Si tienes con vida a tu madre disfrútala inmensamente, si ya no está contigo, recuérdala y ríe de todas las experiencias que viviste a su lado, agradécele siempre el estar ahí para tí, el ser tu motor y darte ese empujón que siempre necesitaste, los regaños,porque todo eso formó a una “persona de bien” de la cual ella se puede sentir orgullosa.

Si tienes alguna frase que también usa tu MADRE, compártela con esta entrada, me quiero seguir riendo y recordando momentos divertidos.

Compartir

Entradas Relacionadas

Adiós menú, gracias por todo

Si llegaste aquí con la gran duda de si tu platillo favorito saldrá de nuestro menú en unos días estás en el lugar correcto, sigue leyendo.

Los favoritos del chef Ian

Sin duda, todo nuestro menú es digno de un festín de reyes, pero nos atrevimos a preguntarle al chef Ian sobre sus consentidos, porque sabemos